Cómo saber que tienes un perro con infección de oído

perro con infección de oído

Los perros de orejas caídas suelen verse muy lindos, pero esto tiene sus desventajas. Es muy común que las razas de orejas largas, como cocker spaniel, basset hound, etc., sean propensas a las infecciones de oído. Las orejas de estas razas están revestidas de tanto pelo que la humedad y la suciedad se acumula dentro. Además, debido a su caída sobre los orificios de los oídos, se dificulta la ventilación.

Cuando tienes un perro con infección de oído, la causa tendría que ver con el exceso de humedad y la subsecuente aparición bacterias, lo cual ocasiona las molestias. Obviamente, este riesgo también es para los que nadan. En estos casos, es recomendable mantener el pelo recortado alrededor de las orejas para prevenir problemas. En el caso de los nadadores, existen en el mercado algunos productos para cuidados especiales. También puedes pedirle recomendaciones a tu veterinario. Los especialistas explican que las bacterias provocan tanto las infecciones como la inflamación del oído medio o interno.

perro con infección de oído

Otros posibles agentes son los hongos —malassezia, aspergillus— y los ácaros del oído. Entre las causas alternativas se encuentran los traumatismos, tumores y la presencia de objetos extraños en el conducto auditivo.

Existen diversos síntomas que te indicarán que tienes un perro con infección de oído:


Se rasca la oreja

Quizá la señal más común de que tienes un perro con infección de oído es cuando se rasca con frecuencia debido a la picazón. Este signo puede empeorar con el tiempo si se deja que la infección progrese sin tratamiento.

Antes de tomar medidas drásticas, deberás cerciorarte de que sí sea infección, porque el can también podría rascarse por simple comezón. Si los síntomas continúan durante varios días, entonces será el momento de llamar al veterinario.


Área rojiza

Otro indicio es el enrojecimiento producto de la inflamación, lo que te indica que algo anda mal. Se trata de uno de los síntomas más fáciles de detectar. Es un signo claro de irritación y potencialmente de infección.

Lee también: Formas de mantener limpios los dientes de un perro


Mal olor

El mal olor proveniente de las orejas caninas es un claro indicio de que tienes un perro con infección de oído. Este síntoma se puede producir en la parte exterior, pero es más probable que provenga de lo más profundo del orificio.

Es posible que puedas olerlo sin siquiera intentarlo, ya que se produce debido a la acumulación de bacterias dentro del oído. A medida que avanza la infección, la zona se cargará del olor desagradable y el perro estará más incómodo.


Movimientos repentinos de la cabeza

Si el can tiene movimientos repentinos de cabeza, sacudidas y giros sin razón aparente, entonces es probable que se trate de una infección de oído.


Presencia de fluidos

Si el caso de tu perro con infección de oído se complica, esto podría provocar supuración constante y presencia de fluidos en el canal auditivo. Generalmente, se debe a la pus como resultado de las bacterias, la cual puede ser verde, blanca o marrón.

La presencia de fluidos significa que las cosas han empeorado y que el can incluso podría perder la audición si no recibe pronto el tratamiento adecuado. Pero no te alarmes, con la ayuda de un veterinario y los antibióticos adecuados debería recuperar su salud.


Tratamiento

Se pueden aplicar gotas especiales. Si hay materia extraña o exceso de fluidos en el canal auditivo, es posible que sea necesario sedar o anestesiar al perro para poder limpiar antes de aplicar el tratamiento.

A veces se puede diagnosticar más de un tipo de infección, y esto requiere el uso de múltiples medicamentos. El veterinario deberá recomendarte un plan de tratamiento basado en el diagnóstico.

perro con infección de oído

Fuentes: Greencross Vets
Vetnique Labs
Lakeland Animal Clinic
4 Paws Veterinary Care

Related Posts

[porto_block id=”619″]